Cierra albergue temporal para migrantes en norte de México

Migrantes de Centroamérica, África y el Caribe esperan su turno para solicitar asilo en Estados Unidos dentro de un albergue montado en el gimnasio Bachilleres de Ciudad Juárez, en México, el martes 19 de febrero de 2019. (AP Foto/Christian Torres)

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — Las autoridades del estado norteño de Coahuila cerraron un albergue de la ciudad de Piedras Negras, donde habían estado confinados unos 1,600 migrantes durante las últimas dos semanas, se informó el martes.

Muchos de los migrantes han sido trasladados a estados vecinos, lo que provocó quejas de que las autoridades de Coahuila estaban dejando a los migrantes en otros estados para vaciar el albergue montado en una fábrica vacía.

Armando Cabada, el alcalde de Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, dijo el lunes que posiblemente interpondría una denuncia contra las autoridades del estado. “Les ofrecen el transporte gratuito para traerlos acá. Estas cosas no se valen”, manifestó.

José Borrego, portavoz del estado de Coahuila, confirmó que el albergue en la localidad de Piedras Negras, colindante con Eagle Pass, Texas, fue cerrado el martes, un día antes de lo previsto.

La cantidad de personas alojadas en la fábrica había disminuido constantemente desde la semana pasada debido a que los migrantes que obtuvieron visas humanitarias fueron trasladados en autobús a otras ciudades donde tenían más probabilidades de encontrar empleo.

Los migrantes llegaron a la frontera con la esperanza de solicitar asilo en Estados Unidos, pero las autoridades mexicanas los mantuvieron en el albergue y únicamente una docena de migrantes podían solicitar asilo cada día.

Desde la semana pasada, los autobuses han llevado a migrantes de Piedras Negras a Ciudad Juárez y a Hermosillo, Sonora, que está a tiro de piedra de la ciudad fronteriza de Tijuana, la cual fue inundada el año pasado por una caravana de cientos de migrantes. Otros autobuses se han dirigido a la ciudad aledaña de Monterrey y a la localidad fronteriza de Reynosa, limítrofe con McAllen, Texas.

La llegada de cientos de migrantes molestó a las autoridades de Ciudad Juárez, que se ubica en la frontera con El Paso, Texas. Las autoridades municipales instalaron un albergue improvisado en un gimnasio, pero se quejaron de que las autoridades de Coahuila habían engañado a los migrantes diciéndoles que sería más fácil cruzar a Estados Unidos desde ahí.

“Están promoviendo de que aquí están entrando de 150 a 200 personas por día, lo cual es una completa mentira”, dijo Cabada. Agregó que solo lo están haciendo para “quitarse el problema ellos y eso no se vale”.

Related posts

Leave a Comment