“Glass”: El final de una trilogía de superhéroes

“Glass” ★★✰✰✰

Por Abel Zavala

AZavala@tsjnews.com  

CINCINNATI, Ohio (La Jornada Latina) – M. Night Shyamalan es uno de esos directores al que todavía le tengo mucha fe a pesar de tantas decepciones.  Lamentablemente otra vez me falló con “Glass”.

En 1999 Shyamalan sorprendió al mundo del cine con su película “The Sixth Sense” (“El Sexto Sentido”).  

James McAvoy en una escena de “Glass” (vía IMDB.com).

Luego en el 2000, justo cuando los superhéroes estaban renaciendo, él nos trajo “Unbreakable” (“El Protegido”), una cinta fresca y diferente de superhéroes… no igual de buena como su anterior, pero aun una buena película.  

¡M. Night Shyamalan estaba para quedarse!

Pero después de esas dos cintas, empezaron a declinar: “The Village” (“La Aldea”), “Lady in the Water” (“La Joven del Agua”) y “The Happening” (“El Incidente”).

De vez en cuando nos traía algo pasable, pero no de tan alto nivel como lo fueron sus primeras películas… hasta el 2017 cuando nos introdujo “Split” (“Fragmentado”).

Para los que no han visto “Split”, aquí un pequeño resumen:

“Dennis”, una persona con trastorno de identidad disociativo, es decir, de múltiples personalidades (23 para ser exactos), secuestra a unas chicas para sacrificarlas a una de sus personalidades, “La Bestia”.  

Al escaparse Dennis, hay una persona viendo la noticia de lo sucedido con estas chicas.

¿A qué va todo esto?  ¿Por qué es importante tomar en cuenta “Split”?

Porque esta persona tiene un papel principal en “Unbreakable”, lo cual haría “Split” su secuela y “Glass” terminaría esta trilogía de superhéroes.

Con dos buenísimas películas para empezar su carrera, se esperaba un fascinante final al mundo “Unbreakable”. ¡Pero no lo es!

Samuel L. Jackson, James McAvoy y Bruce Willis en una escena de “Glass” (vía IMDB.com).

Shyamalan reúne a tres personajes principales de sus cintas previas que ya hemos conocido: de “Unbreakable” al héroe David Dunn (Bruce Willis), quien es básicamente indestructible y que al tocar a una persona puede saber más de ellos, y al villano Elijah Price/Mr. Glass (Samuel L. Jackson), un hombre frágil, pero de mente malvada, quien cree que los superhéroes existen y que todo héroe tiene a un ser que representa todo lo opuesto.

Y de “Split”, tenemos a Dennis (o Kevin, o Hedwig, o La Bestia y más… protagonizado por James McAvoy).

Dunn, quien se hace pasar por The Overseer, busca a aquellos que hacen mal.

Poco después de los eventos de “Split”, Dunn va en busca de The Horde (La Horda), otro de los personajes de Dennis, que está a punto de sacrificar a unas porristas a La Bestia, y junto con su hijo Joseph Dunn (Spencer Treat Clark, quien regresa a ese mismo papel), encuentran a The Horde.

Poco después del encuentro entre The Overseer y The Horde, los dos son capturados y llevados al instituto psiquiátrico Ravenhill, donde se encuentra Mr. Glass.

De allí, la mayor parte de la película, se la pasan encarcelados.  

La doctora Ellie Staple (Sarah Paulson) está allí para evaluarlos y convencerlos que no son ni superhéroes ni “supervillanos” ni seres con habilidades increíbles.

El problema mayor que tuve con “Glass” es que no hubo razón ni importancia para los tres principales personajes.

En “Unbreakable”, Dunn creció como persona al descubrir quien realmente era él, gracias a Mr. Glass.  

En “Split”, conocimos un poco a Dennis y el porqué secuestró a las porristas de esa cinta.

Cada uno de los tres personajes tenía su propósito personal que los hizo crecer.

En “Glass” no hubo ese sentido de propósito que adelantara la misión del encuentro entre los tres.  

Dunn quiere que lo libren antes de que se escape The Horde; Mr. Glass quiere aliarse a The Horde y enfrentar a Dunn para que se dé a conocer que sí hay gente extraordinaria, y Ellie quiere librarlos de su hechizo.

Pero si yo no hubiese visto “Unbreakable” o “Split”, creo que al final de “Glass” no les hubiera mostrado interés a los tres personajes principales.

Pero para mí, ellos no fueron el problema (desde los tres grandes hasta los menores que regresaron; de “Unbreakable”, Joseph y la madre de Mr. Glass, y de “Split”, la porrista Casey Cooke.

Realmente fue la trama de la cinta que no fue nada espectacular.

Una de las razones que todavía motiva mi fascinación con Shyamalan es las sorpresas que nos trae al final de sus cintas, como la revelación de Cole Sear (Haley Joel Osment) en “The Sixth Sense” y la relación entre Dunn y Mr. Glass en “Unbreakable”.

Lamentablemente una de las revelaciones de los tres personajes se sintió débil.

Considero que fue perezosamente agregada hacia el final para atar a los personajes.

En fin, la ilusión que me había hecho por “Glass” terminó rota.

“Glass”, protagonizada por James McAvoy, Bruce Willis, Samuel L. Jackson, y dirigida por M. Night Shyamalan, se estrenó el 20 de enero.

Clasificada PG-13 por violencia, incluyendo algunas imágenes sangrientas, elementos temáticos y lenguaje.

Abel Zavala es Productor de Contenido Digital de TSJ Media y locutor de La Mega 97.7 FM (Cincinnati).  Lo puedes escuchar todos los jueves y viernes de 6 a.m. a 10 a.m. durante el programa de El Bueno, La Mala y El Feo, y todos los sábados de 8 a.m. a 12 p.m.